Visita técnica al mercado central de Buenos Aires

A fin de dar continuidad a la asistencia técnica, se llevó a cabo una visita técnica al Mercado Central de Buenos Aires, en la que participaron 4 productores de la Asociación La Esperanza (entre ellos el presidente y tesorero de la comisión), el coordinador técnico de PRODERI en La Rioja, referentes de la Unidad de Organizaciones y Empresas Rurales, del programa PRODERI y del Sector de C y M de la Unidad de Competitividad y ANR.

Con ello se buscó ir delineando una estrategia comercial para la asociación. La visita constó de dos jornadas. El primer día se trabajó en la UCAR, donde se realizaron distintos ejercicios para evaluar resultados económicos optando por diferentes canales de comercialización.

Uno de los canales presentados fue el acceso a mercados mayoristas, donde se detallaron los requisitos, responsabilidades y recaudos a tomar para emprender un proceso de comercialización contundente y seguro. Por otro lado, desde el sector de C y M se propuso realizar una asistencia integral en diversos aspectos: presentaciones, requisitos comerciales, logística, formas y plazos de cobro, etc. La propuesta fue discutida y evaluada con los productores.

El segundo día visitaron el MCBA donde los productores se contactaron con diversos operadores mayoristas, estudiaron al detalle las diversas formas de presentación, grados de madurez y variedades son las demandadas por mercado y se percataron de los requisitos exigidos para poder acceder a ese canal. Relevaron precios de primera mano, estado actual de la oferta y demanda de los productos en cuestión y contacto con posibles proveedores de servicios logísticos e insumos.

Por otro lado, se realizó una reunión con un empresario dueño de más de 20 fruterías y proveedor de otras tantas. El objetivo fue que, además de explorar el canal de mercados mayoristas, analicen la posibilidad de acceder a otro eslabón de la cadena: negocios minoristas (con volumen de compra mayorista gracias al número de bocas de expendio de la empresa).

Como cierre de la visita, se realizó una evaluación de las jornadas, arrojando las siguientes conclusiones:

Los productores como asociación han sentido el acompañamiento de las instituciones, lo que les dio un gran empuje para atreverse a dar otro paso productivo y grupal al contemplar hasta donde pueden llegar si promueven y realizan una mayor organización productiva.

La experiencia ha contribuido al fortalecimiento de la asociación como grupo de trabajo y una venta en conjunto exitosa colocando un producto en MCBA o parecido, terminaría por unificar criterios y aumentaría el número de participantes hacia una nueva y mayor venta.

Desde un punto de vista de producto, apreciaron que existen otros tipos de calidades, presentaciones, embalajes, diferentes tipos de pagos, fletes, volúmenes, etc. y que disponen de fechas de colocación de sus productos con las consecuentes variaciones de precios. Entendieron la colocación de su producción en un mercado mayorista como algo alcanzable y lo están organizando como objetivo a corto plazo dentro de sus posibilidades económicas y de volumen. Saben que tienen una situación de ventaja respecto a otras zonas de producción y saber que están en una ventana de precios altos coincidentes con su momento de cosecha los ha impulsado de gran manera a encarar la propuesta de una venta piloto.

Asimismo ha contribuido a disponer de un conocimiento mucho más amplio del abanico de posibilidades de producto, de metodologías de producción y de construcción de precios y formas de negocios.