Transferencia de innovación en producciones del NOA

quinua maquinasSe realizó el cierre de dos importantes proyectos de Iniciativas de Transferencia de Innovación (ITI), una herramienta del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP) del Ministerio de Agroindustria de la Nación, que favorece la competitividad de las economías regionales y es ejecutada por la Unidad para el Cambio Rural (UCAR).

En las provincias de Salta y Jujuy y con la presencia de autoridades, técnicos y productores, se realizaron el 23 y 24 de junio dos talleres de cierre de los proyectos «Desarrollo Tecnológico de Material Genético de Comino y Anís» y «Formación de capacidades en manejo del cultivo de quinua». En dichos eventos se expusieron los resultados en la implementación de las acciones de innovación a cargo de los organismos ejecutores y de las asociaciones de productores involucradas.

Las Iniciativas de Transferencia de Innovación (ITI) son una política que tiene por objetivo propiciar mejoras que incrementen la competitividad, vinculando las necesidades de innovación de los productores agroalimentarios con las soluciones disponibles desarrolladas por las instituciones científico-tecnológicas. Participan también, entidades de desarrollo tecnológico, el sector público y las asociaciones de productores agropecuarios específicas.

Las ITI que se están implementando, desde el sector de Competitividad de la UCAR, constituyen pequeños sistemas locales de innovación en torno a actividades productivas no tradicionales o bien desarrollos innovativos que impactan positivamente en las cadenas productivas.

Breve descripción de los proyectos

Desarrollo Tecnológico de Material Genético de Comino y Anís.

Este proyecto, cuyo taller de cierre se realizó en San Carlos, provincia de Salta, se ejecutó en seis localidades del Valle Calchaquí entre los años 2014, 2015 y 2016. Fue un trabajo conjunto entre instituciones públicas y privadas que tuvo como objeto atender las demandas de la mesa sectorial de aromáticas de la provincia de Salta. Se estudiaron diferentes poblaciones de comino y anís en campos de los productores seleccionados por su experiencia y calidad, quienes tuvieron una activa participación.

Formación de capacidades para el cultivo de Quinua

Se trabajó con distintas comunidades de las localidades de Yavi, Abra Pampa, Humahuaca y Posta de Hornillos (Jujuy); Belén (Catamarca); y Seclantás (Salta) y su objetivo principal fue generar y fortalecer capacidades en pequeños productores y técnicos orientados a la producción de semilla, creando una red en la región NOA. Se avanzó, además, en la tecnificación de la post cosecha (procesos de trilla, limpieza y clasificación del grano).

El componente de ITI, que se implementa desde 2010 con fondos del Banco Mundial, ha desarrollado 12 proyectos y algunos ya han concluido su ejecución («Ensayo de cultivo de Trufas y Terfezias» en Tucumán y «Biotecnología para Rumiantes Menores» en La Pampa), a lo que se suman estos dos proyectos para Jujuy y el Valle Calchaquí.