Se realizaron con éxito las Jornadas de Finanzas Rurales Inclusivas

 Jornada Finanzas Rurales InclusivasMás de 150 productores, emprendedores y técnicos se reunieron el 8 y 9 de abril en Buenos Aires para participar de las Jornadas de Finanzas Rurales Inclusivas. La iniciativa surgió del esfuerzo conjunto de varias instituciones públicas que trabajan en pos del acceso al financiamiento.

La apertura estuvo a cargo del Lic. Jorge Neme, Coordinador Ejecutivo de la Unidad para el Cambio Rural, quien destacó la importancia del trabajo conjunto entre organismos del Estado y su rol fundamental para resolver las fallas estructurales del sistema financiero argentino, que a pesar del crecimiento del país aún no llega al interior profundo.

El evento contó además, con la presencia del Ing. Augusto de Haro, Coordinador de la Unidad Integrada de Apoyo a las Iniciativas Rurales de la Fundación ArgenINTA, del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación; el Sr. Carlos Alberto Vivero, Secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación; Lic. Juan Debandi, Presidente de Impulso Argentino, Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de la Nación, y la Ing. Mercedes Irurueta, Subgerente de la Gerencia de Gestión Comercial de Desarrollo Productivo del Banco de la Nación Argentina.

“La falta de inversión es el problema más serio que tenemos en el interior. Para resolverlo necesitamos instrumentos financieros nuevos” sostuvo el Coordinador Ejecutivo de la UCAR. “Bienvenidos todos los esfuerzos que podamos hacer en forma conjunta para solucionar estos problemas”, comentó además, en referencia a la falta de inversión y de un sistema financiero inclusivo.

Participaron productores, emprendedores, técnicos y funcionarios referentes de distintas organizaciones del territorio nacional. También participaron especialistas del extranjero. Vanderley Ziger de Brasil quien presentó la experiencia del Sistema de Cooperativas de Crédito Rural (CRESOL) que funciona en el sur de Brasil desde 1995 y hoy brinda financiamiento a 130.000 familias de la agricultura familiar. A su turno, habló la Lic. Solimar Medina Rivero, especialista venezolana quien disertó sobre las Cajas Rurales, una iniciativa de desarrollo socio-comunitaria a partir de prestar servicios financieros y no financieros a los asociados.

Se presentaron experiencias de organizaciones del ámbito rural que han desarrollado diversos esquemas de financiamiento (créditos, microcréditos, fondos rotatorios) para solventar su actividad productiva y comercial, apoyada por distintos programas e instituciones públicas. Las experiencias incluyeron Ferias Verdes, Organizaciones de segundo piso, Asociaciones de productores, Comunidades de Pueblos Originarios y Cooperativas que han incorporado el financiamiento dentro de los servicios que prestan a sus asociados.

Tras la presentación de los organismos nucleados en la Mesa, concluyendo la Jornada se realizaron exposiciones de las conclusiones. Entre otras cosas se mencionó: la importancia de la articulación, el trabajo en red y la complementación entre herramientas financieras y no financieras; se destacó la presentación de experiencias que llevan muchos años, lo que permitió ver cómo los distintos procesos y etapas van acompañados de diversos instrumentos, permitiendo un crecimiento y fortalecimiento gradual y sostenido; se remarcó la importancia del rol del Estado y de su acercamiento a las experiencias que se desarrollan en el territorio; finalmente se destacó los ejemplos de solidaridad que quedaron reflejados en algunos de los relatos, bajo la forma del trabajo voluntario, la transferencia de conocimientos y el compromiso con el reintegro de los fondos recibidos, para posibilitar su asignación a otros productores que puedan necesitarlo.

Las jornadas generaron un espacio de intercambio muy fructífero entre las organizaciones y las instituciones públicas participantes, y entre las mismas organizaciones de distintos puntos del país que, con sus distintas improntas, comparten el objetivo de fortalecerse para mejorar el nivel de vida de sus comunidades. Como resultado de las mismas, se generó una nutrida agenda de trabajo para la Mesa Nacional de Finanzas Rurales Inclusivas, que reúne a los organismos convocantes y constituye el espacio de articulación de políticas públicas que promueven el acceso al financiamiento de los productores rurales.