Se realizaron con éxito las 2das Jornadas de Finanzas Rurales Inclusivas

Jornada FRI-8120El encuentro organizado por la Mesa Nacional de Finanzas Rurales Inclusivas, se realizó durante los días 4 y 5 de agosto en el Hotel Castelar de la Ciudad de Buenos Aires. Participaron más de 200 personas, que durante las dos jornadas debatieron y propusieron diversas alternativas a la problemática del financiamiento rural inclusivo.  Se realizaron rondas de articulación financiera y expositores locales e internacionales presentaron experiencias de interés en la temática.

La palabras de apertura estuvieron a cargo del Ing. Hugo García, Director Ejecutivo Fundación ArgenINTA; la Dra. Estefania Merbilhaá, Directora Nacional de Microcrédito Social de la CONAMI; el Ing. Patricio Quinos; Subsecretario de Ejecución de Programas para la Agricultura Familiar del Ministerio de Agroindustria de la Nación; el Lic. Jorge Lawson, Director del Banco de la Nación Argentina; y el  Doctor Alejandro Gennari, Coordinador Ejecutivo de la Unidad para el Cambio Rural.

Desde el primer panel, se puso sobre la mesa el problema de acceso a financiamiento en el sector rural de menor escala. Alejandra Moreno, responsable del Sector de Finanzas Rurales de la Unidad para el Cambio Rural, presentó un análisis desde la oferta existente desde el sistema financiero, instituciones públicas, instituciones de microfinanzas; y desde la demanda, las debilidades de los productores para cumplimentar los requisitos para ser sujetos de crédito.

Sobre esta base, Paula Jorge, de la Fundación ArgenINTA hizo un diagnóstico sobre las microfinanzas en Argentina y sus debilidades para incluir a los productores rurales. Sin embargo, se comentaron algunas políticas públicas destinadas generar instrumentos de financiamiento que, si bien aún se encuentran dispersas, apuntan a mejorar el acceso. Este fue el caso de Herberto Olmos y Denise Ferreyra, de la Red Argentina de Instituciones de Microcrédito RADIM, que presentaron la visión desde el sector privado y la experiencia de algunas instituciones de microfinanzas en el sector rural.

El segundo panel siguió con un conjunto de experiencias exitosas de financiamiento no tradicional a través de la articulación entre instituciones tanto públicas como privadas. Andrea Antonietti presentó la experiencia mendocina del Instituto de Desarrollo Regional (IDR), como articulador de programas. Ana Giovanettone, coordinadora del Cluster Florícola del AMBA y San Pedro presentó una experiencia de financiamiento con Oportunidad Microfinanciera Latinoamericana (OMLA) e Impulso Argentino. Rubén Rodríguez y Luis Carlos Macchi del INTA contaron la experiencia de integración vertical para la leche residual de la cría de cabritos en el norte de Córdoba y La Rioja. Finalmente, Adrián Ojeda expuso la experiencia de financiamiento a pequeños productores avícolas a través del Banco Nación con aval de la SGR Vínculos. Todas las experiencias coincidieron en que el éxito de estas iniciativas se basa en: el respeto y la confianza entre los distintos actores, la responsabilidad, y la profesionalidad, así como también la creatividad y el “pensar fuera de la caja” para obtener los resultados buscados.

Por la tarde se organizó una ronda de articulación financiera que permitió generar un espacio de vinculación y consulta entre organizaciones de productores y organismos con diversas alternativas de financiamiento a nivel Nacional.

Durante la mañana del segundo día el Dr. Carlo Dellasega, presentó el caso de las Cajas de Crédito Rural de Trento, Italia. Estas Cajas, surgidas a partir de la terrible crisis social y económica de fines del siglo XIX, generaron el motor del crecimiento de las empresas y cooperativas agrícolas y de consumo, a partir del crédito.

Por su parte, el licenciado chileno Luis Alfaro, jefe de asistencia financiera del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), explicó cómo es el funcionamiento de este organismo que apoya a la agricultura familiar a través de asistencia técnica, subsidios y/o créditos según la situación de cada productor, además de llevar adelante iniciativas como el Sello Manos Campesinas, a través del cual certifica productos de la agricultura familiar.

Como último expositor de este panel, el ingeniero argentino Daniel Higa presentó la evolución reciente en materia de regulación financiera, para ahondar en el análisis de la llegada de la banca comercial tradicional. Luego presentó dos casos concretos de herramientas financieras no tradicionales, como la Banca de las Oportunidades y los Corresponsales no bancarios en Colombia, que intentaron brindar soluciones concretas al problema del acceso a financiamiento a través de instrumentos innovadores.

Finalmente, en el cierre el Banco Nación presentó su nuevo programa “Nación Emprende” que se propone como un conjunto de herramientas crediticias destinadas al Segmento de la Microempresa y se discutió junto a los presentes alternativas para mejorar el financiamiento rural, compartiendo las conclusiones de los principales organismos especializados en la materia.